Wednesday, August 16, 2006

Ignacio Manuel Altamirano

Envié mi mejor libro de poemas a un concurso local
de poca monta
un libro que llevo diez años trabajando
el premio se lo dieron a una poetisa que es a la vez
funcionario de gobierno
en algún departamento de cultura
en algún estado aledaño
no publicaron los poemas
no hubo aviso en los diarios
entregaron el premio en efectivo.
Ví algunas protestas de periodistas en algún sitio
sobre el comportamiento del área cultural
y la falta de seriedad para organizar el evento.
Ellos reclamaban que no hubo transparencia
no se supo quienes formaron el jurado
dictaminaron en solo diez dias
hubo dos extensiones de tiempo para entregar
los poemarios;
el nombre de la ganadora es bonito, parece
un nombre extranjero
debe ser una mujer culta
de esas del jet-set cultural
o de buena familia
con buenas costumbres
y buenos puntos de vista
para promover la cultura,
debe tener un buen trasero
y un buen ver
y debe tal vez escribir
cosas bonitas
merecedoras de un premio;
yo y mis versos floridos
nos encerramos a beber
en la decepción
esta vez el dinero no me importaba
necesitaba ganar el concurso
era muy importante
el nombre del concurso
significaba algo personal,
es un escritor clásico
y yo leí sus diarios
charlaba con él
me iba al sitio donde vivió de pequeño
y me parecía entenderlo
por eso quise ganar ese premio
la primera vez que se otorga
y no lo tuve;
en la siguiente edición
tengo dudas
en enviar algo
el escritor cuyo nombre tiene
el premio
sigue siendo mi amigo secreto
lo sigo leyendo
ambos llevamos el mismo apellido
y lo sigo entendiendo
en cierto modo
nuestras vidas son parecidas.

insectos

Lo bueno de ser insecto
es que tienes muchas probabilidades
de morir instantáneamente
aplastado por algún objeto "matainsectos"
lo único bueno de mis poemas
es que son bastante malos;
el mundo padece
muchos gobernantes cómicos
que hacen reir
y son desacertados
y corruptos
y retrógradas
lo bueno de ser mujer
es su preocupación por la belleza
forma parte de su día a día cotidiano
conviven con la belleza
de una bella forma
y la redondez de sus nalgas
es como la redondez del mundo;
lo bueno de ser hombres
es la hombría
protectora
y nada más;
de los poemas
es difícil decir
cuándo un texto
es o no poema
es más fácil decir
de un escrito que se dice poema
si es malo o bueno
y que tan malo es,
de hecho
todo ser humano
que pueda leer
y escribir
es capaz de redactar un poema
por eso abundamos
los malos poetas.
creo que,
todos los seudopoetas
deberían ser insectos.

Monday, August 14, 2006

El día que se me ocurrió...

El día que se me ocurrió hacer café con Coca-Cola
estuve enfermo del estómago
ése día fue hoy
no tenía agua y recordé cómo cuando estaba muy
enfermo de gripe y solo tenía Coca-Cola en el
frigorífico:
Coca-Cola hervida;
ese día volvió a repetirse
tal vez el café estaba muy viejo
parecían bolas de piedra
y me supo amargo
pensé también que podía ahorrarme el azúcar
y con tanta cafeína
quedaría listo para escribir poemas
solamente estoy escribiendo éste
pero no me arredro
les digo salud con mi taza de café caliente
Coca-Cola hervida en la cafetera
es una buena idea para espantar visitas
así entenderán
que el huésped es un poco extraño
como lo soy yo, ahora
tengo unos cuantos amigos que vienen y se
emborrachan
y vienen y se emborrachan
he decidido no abrir
en la mañana cuando salgo veo a veces algún
amigo mío
tirado en la banqueta
veo a un pintor, un promotor cultural o un político de oposición
paso encima de él
después lo volveré a ver
en algún otro sitio
y charlaremos de algo.

El Washington Post

Mientras aguardo emocionado,
a que baje la edición del domingo
del diario Washington Post,
medito en lo que dicen
algunos poetas españoles:
primero es la imagen, el ritmo,
la metáfora,
después el contenido
el mensaje va al último
como en las tiendas
donde venden ropa
la etiqueta con el precio
se pega después
no me interesa discutir
cada vez que veo en Internet
sitios que alojan a millones de poetas
y veo algunos poemas
medianamente buenos
me derrumbo
no hay sitio
para tantos cabrones poetas
para tanta poesía
"la tierra debiera ser poesía"
concluye un poeta español
pero yo
me preocupo solamente
de que baje el diario Washington Post
a mi computadora
y ya después
escribiré algún poema.

El ruido

Cada vez que me siento frente al ordenador
intento escribir un poema.
No importa que tonterías esté escuchando
el ruido de la gente que grita
esposas inconsolables
albañiles colando losas
y todo ese ensordecedor ánimo
de la vida cotidiana;
por eso nos fuimos a vivir
a los suburbios
pero el ruido se fue también con
nosotros
y ahora tenemos
el estrafalario sonido corriente
de la radio
el sonido de la lavadora
haciendo su trabajo
esposas de mal humor
llamándole ruido a todo lo que no
es su propio ruido
peones insertando clavos
niños gritando
el único ruido tolerable
proviene de una mujer borracha
que pasa en la calle.

Friday, August 11, 2006

Hoy he visto un partido de fútbol...

Hoy he visto un partido de fútbol

Un grupo de caras que dentro de no muchos
años
serán cadáveres en descomposición

algunos descendientes pondrán flores
en sus tumbas;
y dirán algo así como "este fue un gran
futbolista, creo que estuvo en aquél partido..."

todos los rostros que hoy veo abrazados
en la pantalla del televisor

estarán muertos dentro de pocos años

con sus huesos en las tumbas

con un hedor muy apestoso

hoy cantan el himno de su país

incluido el entrenador,

la cara que se detuvo en la pantalla del televisor

porque

los cadáveres dejan de cantar, estiran sus brazos
y sus piernas, corren tras la pelota

y el cielo y el infierno

corren tras una rueda y tratan de meterla
cada quien en un extremo del campo

hacen su mejor esfuerzo

y todo el mundo grita emocionado

todo el mundo de hoy, estará convertido en cadáveres
del mañana.

los millones de gentes que somos

estaremos en tumbas

con los huesos y el hedor de la
irremediable extinción

nos pudriremos en nuestras tumbas

como dijo alguien.